En este episodio, Ariel Tarico, multifacético artista que se desempeña como imitador, humorista, actor y dibujante, conversa con Sebastián sobre su trayectoria profesional. Desde sus inicios en la imitación hasta sus gustos televisivos, Ariel destaca el humor como herramienta de sanación y superación personal. Durante la entrevista, deleita a la audiencia con múltiples imitaciones divertidas y admirables, capturando con maestría las voces y gestos de famosos personajes. Abordan la presión que sienten los comediantes por mantenerse siempre alegres y la relevancia de la salud mental en su gremio. Además, reflexionan sobre la cultura de la cancelación, el manejo de críticas y la influencia de las redes sociales en la opinión pública y la comedia.

ESCUCHA este episodio justo aquí haciendo click en reproducir o elige tu plataforma favorita arriba. ¡También puedes MIRAR el video del podcast arriba! Échale un vistazo a las notas del show debajo para obtener más detalles sobre el contenido de este episodio. ¡Disfruta!

LISTEN to this pod right here by clicking play or choose your favorite listening platform below. You can also WATCH the video podcast below that! Check out the show notes at the bottom to get more details about the contents of this episode. Enjoy!

Notas del show debajo como una guía general. De alguna manera en orden y no escritas con una gramática perfecta porque queremos que realmente escuches el show!

Temas Discutidos:

  • Exploración artística y salud mental en el entretenimiento.
  • La presión de las redes sociales
  • La cultura de la cancelación
  • Tarico imita a Messi, al Papa, Jorge Lanata, Quico, Pepe Mujica, Pinky y Cerebro, y más!
  • Manejo de críticas
  • El impacto de la aprobación
  • El disfrute del llanto
  • La obra de teatro de Ariel
  • Dulce de leche en Argentina
  • El trabajo de Ariel y los obstáculos
  • El equilibrio en la imitación
  • Divisiones y grietas en la sociedad
  • La sensibilidad de los artistas
  • Cambio de perspectiva
  • Aceptación de la diversidad en la amistad
  • Definición de líder consciente
  • Características de un líder consciente
  • Visión de la carrera artística de Ariel

Conecta con Ariel en Instagram
Conecta con Sebastian en Instagram
SebastianNaum.com

Debajo hay una transcripción del video del podcast creado por el amigo robot de Seb, Zekton. Tiende a cometer errores así que por favor discúlpenlo si encuentran fallas o algunas oraciones que suenen raras. Para apreciar lo verdadero, mira el video o clickea en en tu episodio favorito en la plataforma de arriba! Disfruta!

Below is a transcript of the video podcast created by Seb’s Robot buddy, Zekton. He tends to make mistakes so please forgive him if you find errors or some funky sounding sentences. For the real deal, watch the video or click on your favorite audio Podcast platform above! Enjoy!

Sebastian (00:00:00) – Ariel. Bienvenidos.

Ariel (00:00:04) – Cómo va? Se va. Un gusto.

Sebastian (00:00:06) – Muy bien, hermano. Muy bien. El hombre de la mil voces. Imitador. Humorista. Actor. Dibujante. Analista político. Tener más títulos que el Barcelona, hermano. Qué título le das vos a Ariel?

Ariel (00:00:19) – Locutor Falta, que es lo que siempre pongo en las fichas del hotel cuando viajo o viste cuando te piden che, profesión? Y bueno, como tengo el título de locutor, como diría mi mamá que decía bueno, que tengas un título, aunque sea estudiá algo para ver un diploma colgado en la pared. Entonces bueno, el locutor te lo pongo con orgullo porque, eh, bueno, eh, primero estudié en el Instituto número 12 de Santa Fe, Gastón Gori. Ahí empecé la carrera de locutor y bueno, después la terminé en Buenos Aires en éter.

Sebastian (00:01:00) – Excelente, excelente. Felicitaciones. Ese es el título con el cual te quedás vos?

Ariel (00:01:05) – Sí, sí, me gusta porque el locutor puede decir publicidades, el locutor. Además, en la carrera se estudia doblaje, es decir que ahí también, eh, hay mucho de esto de jugar con la garganta, con las voces, eh, crear muñequitos.

Ariel (00:01:22) – Así que sí, me parece como bien amplio. Igual, eh. Yo me identifico más con el laburo de caricaturista. Es decir, cuando empecé desde muy chico copiando los dibujos que aparecían por ahí en las revistas en esta época, copiando a dibujantes como Fontanarrosa o Andrés, casi, eh. Siempre me gustó, eh, el hecho de a través de una caricatura, dar un mensaje o hacer una síntesis. Eso es lo lo lindo que tiene la caricatura, que no solamente es exagerar los rasgos, sino también, eh dar como una opinión sintética de esa persona. Bueno, con dos o tres elementos.

Sebastian (00:02:06) – Sí, sí, la verdad que es un arte. Me acuerdo de chico, siempre le agarró el diario mi viejo o cosas así que bueno, en general muchas veces viste no? De chico, chico no lo agarrás, no entendés el síntesis, cierto? Y eso. Pero realmente.

Ariel (00:02:21) – Era curiosidad, la verdad, esa curiosidad. Yo le preguntaba mucho este a mi papá o a mi vieja y entonces generaba como temas de conversación y.

Ariel (00:02:32) – Y me sirvió para interiorizarme también en en la vida y en la intimidad de muchos personajes que después me tocó imitar.

Sebastian (00:02:41) – Buenísimo, buenísimo, ya lo sabes, que somos de la misma clase clase 84, así que seguramente debemos tener algunos programas que hemos conseguido de de chiquitos. Yo me acuerdo por ejemplo del Chavo, Los Simpsons, Videomatch, Grande Pa y que era mi preferido de chico era amigo, son los amigos. Tenés algún show preferido de chico y alguna imitación de alguno de esos que tengas que te hago?

Ariel (00:03:05) – Sí, mira todos esos y muchos más. Es decir, bueno, eh, con el tema del Chavo yo era muy fanático, eh, de Gómez Bolaños y también de Carlos Villagrán. Y entonces el primer personaje que hice a los diez años en la Escuela Veneno fue el de Kiko, no? Empecé a probar esto de el cómo lo hago con algodones o empiezo así.

Ariel (00:03:30) – Los cachetes ni nada jejejeje. Y bueno, no, no es los cachetes de la flaca que quedan, pero por lo menos Besito huesito de chabacana.

Ariel (00:03:46) – Ya cállate, cállate que me desesperé.

Ariel (00:03:52) – Y ese fue como el primer personaje que hice, eh? Frente al público, que era mi compañero de la escuela de Belén y los docentes. Y bueno, esto fue como algo que que en este momento me me me llenó de alegría, no, porque dije mira, puedo hacer reír, eh? Y a partir de ahí, bueno, seguir viendo muchos programas que veía también que eran los muñecos de los políticos y las voces las hacía Carlitos Russo, Pelusa, Suero. Había otros también imitadores, eh? Zulema, eh, Zulma Salerno era la otra que hacía las voces femeninas. Entonces me empezaba como a interiorizar en ese programa, el de Juan Carlos Mesa, con Gianni Luna de él y también tanto Mesa de noticias como el Gordo y el Flaco, eh? Y bueno, después, eh, un montón, eh? Lo de Videomatch también fue como una gran escuela, porque ahí había distintos estilos de humor, estaba lo que hacía Pablo y Pacho, lo que hacía Campi y lo que hacía Freddy Villarreal y Miguel Ángel Rodríguez.

Ariel (00:05:00) – Me llamaba la atención mucho. Cuando aparecía ahí desde el control, haciendo algún personaje de actualidad. Y bueno, empecé también copiando el Lanata que hacía él, que era, que es que estamos al aire boludo, que aparecía fumando y al principio también aparecía con unos algodones acá, antes de las caracterizaciones, las prótesis que hacía Andrés Parrilla y me gustaba, que era muy artesanal la creación de los personajes.

Sebastian (00:05:30) – Ariel Lo importante es si hay notaba la forma que cambiás, no es cierto. La boca, la cara, todo es importante sin sacar el sonido. Poder imitar eso o hay un momento que decís no le puedo imitar la cara, pero el sonido me sale igual.

Ariel (00:05:46) – Sí, sí o sí. Tengo que hacer la cara o los gestos del increíble. Si no, no me sale. Claro, Es decir, tengo que incorporar la postura. Es decir, Pepe Mujica, por ejemplo. Me tengo que encorvar, viste? Y hablar así. Viste que habla como medio Bueno.

Ariel (00:06:07) – Lo lleva bien. Vamos a.

Ariel (00:06:08) – Tomarnos uno.

Ariel (00:06:09) – Más que uno.

Ariel (00:06:12) – Y y y tiene que ver mucho con el tema de la boca de de cómo es la gesticulación y ahí como se proyecta el sonido de la voz. Sí, sí.

Sebastian (00:06:22) – Sí, sí. Entonces hay un momento, un momento exacto en tu vida, Ariel, que te diste cuenta que tenías un don para esto, fue con el, con el Chavo, por ejemplo, de chico, con ese personaje del chico.

Ariel (00:06:34) – Sí, este fue como descubrir, eh, bueno, que podía solamente hacer personajes, no provocar cierta risa en público. Entonces esto fue como algo muy fuerte para mí. Y después empecé más que nada escuchando la radio y tratando de imitar a los periodistas que laburaba ahí en la Radio Santa Fe de mi ciudad, Radio Universidad Nacional del Litoral. Entonces, eh, fue el laburo en radio lo que me dio también la la técnica o esta cosa de decir bueno, eh, tengo que sacar distintos personajes y tratar de meterlos en los programas y que hablen de lo que está pasando en el momento, es decir, de que tenían que tener un guión adaptado a la situación, a la mesa o a lo que estaba sucediendo.

Sebastian (00:07:32) – Si, si no, entonces todo no es lo mismo. Eso porque tenés que tener una cosa al mismo tiempo que la otra, no es cierto? Estar con la creatividad ahí en el momento y al mismo tiempo estar haciendo la imitación, no? Esto.

Ariel (00:07:45) – Por ejemplo, por ahí hacía Ah, Pinky Cerebro, viste los dibujitos animados? Y entonces los hacía hablando de algo que pasaba en Santa Fe o algún tema nacional, no? Año 2000 y más o menos. Claro, Entonces tenía que todo el tiempo, eh, Reescribir, eh, también, eh, tratar de de hacer como una una especie de de de caricatura y bueno, con Pinky Cerebro me gustaba mucho porque era.

Ariel (00:08:18) – Qué hacíamos esta noche? El cerebro. Lo mismo.

Ariel (00:08:21) – Que todas las.

Ariel (00:08:22) – Noches que tratar de conquistar el mundo.

Ariel (00:08:25) – Y bueno, eh, fui después también agregando más personajes nacionales, no, porque eran muchos de Santa Fe. Y después, bueno, me fui ampliando hacia eh, Menem, la Bolocco, Flor de la B, eh, Aldo Rico y algunos internacionales también.

Sebastian (00:08:46) – Te voy a leer una cita, Ariel. Te lo voy a leer primero en inglés y después en castellano. Es de Mark Twain. Humor is the great thing the saving thing after all the mind it crop up all of our hardest yield and our stations and comments. Split away and a Sony spirit takes their place de la Leonor en castellano. El humor es lo grande, lo que salva, después de todo. En el momento en que aparece, todas nuestras durezas ceden. Todas nuestras irritaciones y resentimientos desaparecen y un espíritu soleado toma su lugar. Cuando te llega.

Ariel (00:09:23) – Es muy fuerte eso, sobre todo hablando del resentimiento. Lo que sí es fundamentalmente es eso es combatir el resentimiento, que es algo que se instala en muchas personas. Es algo que tenemos que tiene que ver también con cómo miramos nuestro pasado o cómo proyectamos ciertas actitudes. O tiene que ver un poco con cómo miramos la vida? Porque hay veces que de de muchos errores, hay veces en vez de hacernos cargo. Lo fácil por ahí es culpar a otros.

Ariel (00:10:04) – Entonces, eh? El humor siempre lo tomé como algo que servía para sanar, es para sanar las heridas y para de alguna forma mirar también mis errores o los de los demás con cierta piedad.

Sebastian (00:10:20) – Mmm Ariel. Muchos. Por ejemplo, muchos comediantes sufren de depresión. El uno de los casos más famosos es el de Robin Williams, no es cierto? Esto es algo que vos lo ves en tu círculo de comediantes Y por qué pensás que se hace?

Ariel (00:10:37) – Bueno, porque fundamentalmente, es decir, con los temas que uno trata y de dónde sale el humor siempre sale de un tema trágico, del dolor, de algo que no es gracioso tratar de encontrarle la vuelta graciosa. Pasa el tiempo y lo ves de manera graciosa y me pasaba sobre todo en la época de la pandemia, que de golpe estábamos todos obligados a estar frente a una pantalla o a generar contenido y. Y muchas veces cuando por ahí me pedían entrevistas de algunos programas, yo decía no, mirá, la verdad te soy sincero, tengo tiempo ahora para hacer la nota, pero no estoy de humor o no estoy de ánimo para entretener gente sí o sí.

Ariel (00:11:19) – Hacía mi laburo concreto, que era por ahí salir por teléfono para algunos programas de radio o de tele cuando te daba la oportunidad, pero no estaba con ganas de, en una nota estar gracioso, eh? Contar. Mirá, estoy haciendo masa madre y me pasaba que por ahí en algunos videos de Instagram eh, que algunas personas así como por ahí me pedían hacer una entrevista y algunos querían ir por el lado serio y los comentarios de la gente en vivo era no pedirle personaje que me haga reír. En este momento que estoy acá encerrado. Entonces era como muy fuerte esa demanda y esa presión, Así que opté en ese momento por eh, no caretear el sentimiento que tenía, que era de. Era triste, no? Traté de no forzarlo y.

Sebastian (00:12:09) – Por ahí a lo mejor viene un poquito del tema ese de la salud mental. A lo mejor el humorista, los comediantes, que es esa demanda de que tenés que tener esta personalidad, esta sonrisa y hacer reír. Y no es la vida real, no es cierto? Sí, sí, sí, sí.

Ariel (00:12:25) – Y Y bueno, por suerte ahora se está hablando más de de como sea, eh, No es que lo estamos tapando ni diciendo. Bueno, claro, es algo, es algo pasajero, eh? Y en este caso particular sí creo que a ver, también es una tendencia de de muchos humoristas, no digo que a la seriedad o a la mala onda, pero sí a esto de que por ahí cuando no estamos actuando, cuando no está prendida la luz de de del estudio de radio o se baja el telón, necesariamente tenemos que tomar otro tipo de actitud, eh, que es más bien bueno, eh, callada o de estar observando, de ser como una esponja también y y captar, eh, otras conversaciones o. O escuchar a otros, o disfrutar del talento de otros y no ser tan protagonistas. Y todo el tiempo que llaman la atención y hacer personajes.

Sebastian (00:13:25) – Sí, sí, totalmente, totalmente. Bueno, como sabes, yo estoy basado en Los Ángeles y hace muchos años que vivo acá, en realidad, bueno, desde el 94.

Sebastian (00:13:35) – Igual tengo mucha familia en Córdoba y yo soy de un pueblo que se llama Jesús María. Y tengo todavía unos amigos ahí. Y bueno, y cuando visito con los amigos en general, o sea la gastada tipo tomo protagonismo y hasta con mis amigos acá también, O sea, es puro. Hasta yo en realidad yo nunca sentí que la gastada. Haya sido bullying, por ejemplo. Pero bueno, el tema del bullying es enorme y cada vez más los chicos lo sienten más y aparte no solo lo sienten, a lo mejor si lo sienten en el colegio o en la escuela o en la calle, sino que después siguen el teléfono en las redes como nunca, que antes no existía para nosotros. Vos pensás cuando el gaste se puede transformar en bullying? Hay como una línea ahí.

Ariel (00:14:22) – Sí, bueno, nosotros somos una generación que sobrevivimos al bullying y que por ahí no teníamos tantas herramientas. Es decir, eh, ya más en la secundaria yo me acuerdo que recién ahí había gabinete psicopedagógico, empezaba como a charlar un poco de esto, de cómo se daban las relaciones entre los compañeros, pero los docentes no estaban tan atentos a esto, es decir, más que nada en esta nueva generación.

Ariel (00:14:48) – Ahora empezó a hablarte de eso y ah, bueno, tener cierta precaución y sobre todo de tener cuidado con estas relaciones de poder que se ejercen y que muchas veces ese es sobre el el débil, no? Entonces hay que saber distinguir esa esa línea eh? Y más que nada ahora con esto de las redes sociales, sobre todo yo noto que las nuevas generaciones están muy sensibles a los comentarios, eh? Eso es lo lo que más llama la atención. Viste que por ahí ahora estás atento en una nota o en un video a ver qué comenta la gente y por ahí a reírte de los comentarios. Y bueno, y hay que estar preparado para esto ahora, eh? Entonces bueno, me parece que también hay que adaptarse y también saber poner un límite.

Sebastian (00:15:43) – Hablando de ese tema del límite de cruzar la línea y la sensibilidad, o sea, está el tema que en inglés le llaman cancel culture, o sea, traducido a la cultura de la cancelación. No sé si se dice allá exactamente, pero bueno, que todo el mundo empezaron a cancelar.

Sebastian (00:15:57) – Te te sacan los sponsors muy sensible a lo que pueda decir uno públicamente, diga lo que digas, te le van a encontrar una vuelta que lo que lo dijiste mal y una u otra forma acá de los comediantes Dave Chappelle, que es uno de los más grandes, eh se se puede llegar a decir como que que él salva a los a los comediantes de la canción Culture porque sale en el medio de todo esto hace un par de años y bueno, y hace como un espacio en Netflix y le da con todo a todos como si fueran los 80 y los 90, no? Entonces como que vuelve a traer ese decir che, no, si le doy a todos, o sea, si no te puedo vender porque le estoy dando todo cierto? Entonces cómo ves esa, esa navega vos, esa línea de no cruzar la línea o de tratar de que no te cancelen por una cosa u otra.

Ariel (00:16:50) – Bueno, en.

Ariel (00:16:51) – Realidad lo que.

Ariel (00:16:52) – Se da ahora este. A ver, no creo que, eh. Tanto la labor del artista, del humorista, del periodista, está expuesto a todo, no solo la aprobación, sino que también a la crítica.

Ariel (00:17:09) – Entonces, eh, yo creo que no es que se da por ahí esta cosa de censura explícita, sino que se da que bueno, hay un montón de gente que dice bueno, no, no me gusta tu trabajo por tal y tal cosa. Entonces me parece que lo que tenemos que llevar es a un punto de equilibrio, en lo cual yo hago mi trabajo, lo expongo y hay un montón de gente que le gusta y otra gente que no, y esa gente que no le gusta está en todo su derecho a decirlo o expresarlo o a generar como en su momento eran los críticos que aparecía en la radio o en en la tele o las revistas y que decían bueno, tal yo no me gusta por tal cosa, pero bueno, me parece que tiene que darse eso ahora, no? No me parece tampoco que ya sea como algo de que esa persona bueno no puede seguir haciendo su show, no tiene su público.

Sebastian (00:17:57) – Y vos como siempre te lo tomaste de una forma más o menos tranqui. Eso hubo un momento en tu vida que.

Ariel (00:18:04) – Me acuerdo una vez en la radio que me pasaba cuando yo empezaba a hacer personajes que tenían que ver con la actualidad, que mi mamá cuando me escuchaba decía mira las cosas que decís en la radio te va a pasar algo. Yo estaba muy preocupada. Al principio sí, y una vez me acuerdo que había invitado al Papa Juan Pablo Segundo para Semana Santa y había llamado este un cura a la radio que tenía mucha tarea social, que laburaba mucho en los barrios y se había ofendido y no le había gustado. Y entonces llamó como para recriminarme, para decirme que no le gustaba, que le parecía una burla, que se yo. Y yo terminé diciéndole bueno, está bien, si querés te grabo este mensaje y lo pasamos al aire.

Ariel (00:18:53) – Y vos te sacan las.

Ariel (00:18:54) – Ganas de decir para decir sobre mi laburo y listo y y ya está. Y lo resolvimos. Así que la semana siguiente tuvo como su derecho a réplica y bueno, y listo. Y yo después seguí imitando a Juan Pablo Segundo y y ya está.

Ariel (00:19:10) – Y no, no me ofendí por eso, eh? Y y la persona que que hizo esa crítica? Bueno, tuvo su derecho a réplica. Decir Mira esto. Ya está. Ya aprendí a convivir con eso.

Sebastian (00:19:26) – Si no me parece excelente como lo manejaste hoy por ahí. Yo. O sea, desde mi punto de vista personal, creando contenido. No, no tiene el alcance que tiene tu contenido, por ejemplo. Pero a lo mejor cuando alguien empieza a crear, no, yo no es que haya empezado recién tampoco, pero como que a veces alguien que está empezando se lo toma mucho más fuerte. Esa crítica no es cierta. Un comentario negativo y qué sé yo. Y yo a veces lo que me hago me recuerdo a mí mismo y también a otros creadores, así que conozco yo. Es que mira, si, si cada critica. O sea, si alguien te dijo una persona te dijo algo positivo, seguramente hubo otras diez que pensaron algo positivo pero no te las dijeron. O sea, entonces también tener eso en cuenta, no? Si es.

Ariel (00:20:15) – Difícil aceptar, si es muy difícil aceptar, eh? Porque estamos muy pendiente de bueno, de la aprobación de los me gusta, sobre todo los artistas. Dependemos mucho del aplauso, de la aprobación, de que siempre te digan genio, genio, genio. Entonces es difícil a veces aceptar el no gustar. Pero bueno, es algo y y lo cual tenemos que convivir.

Sebastian (00:20:41) – Y vos tenés dominado, lo tenés aceptado. Eso sí.

Ariel (00:20:45) – Si en realidad te como, eh? Es como lidiar con esto, eh? Cuando se hizo el el sketch de la Tota y la Porota, que era algo que había hecho Jorge con Jorge Porcel, eh, que lo habían hecho primero para un programa de televisión de los 70 y después lo terminaron haciendo en el show de De Porcel a finales de los 80. Surgió como algo que eran dos vecinas que estaban ahí en la vereda y que Jorge Porcel. Me acuerdo que siempre cuando venía algún invitado era como que hoy era. Era muy fanático ese invitado y Jorge lo hacía como la contracara, como que siempre le encontraba defecto o que siempre le recordaba al al periodista o al artista que venía al sketch invitado y le recordaba Ustedes son gracias a nosotros, Nosotros le matamos el hambre a ustedes.

Ariel (00:21:37) – Entonces claro, eh? Lo que hacía un poco era era justamente decir, decir eso, mostrar lo que a veces la gente decía, mirando el televisor, claro, o charlando en un bar de determinado artista o determinado periodista.

Sebastian (00:21:51) – Totalmente. Acá dicen en inglés When you have haters, you know you made it. O sea, lo que quiere decir es que cuando tenés gente que te odia, sabes que le hiciste, que estás haciendo algo bien. Yo me acuerdo cuando hace unos años yo ahora recibo muchos mensajes o agradecimientos o mails de de fan del podcast que sé yo que agradecen. Y cuando recibí uno primero que me mandó algo que era nada que ver, era tipo uno de un medio personal que no sé que no le caía bien y no, tampoco les ponía su nombre nada medio anónimo, como que me dio gracia y dije al, me está haciendo bien porque hay alguien que me odia por por ninguna razón, viste?

Ariel (00:22:27) – Claro, sí, sí, sí. Le llamaste la atención por algo?

Sebastian (00:22:31) – Claro.

Sebastian (00:22:31) – No, pero sí, sí, me dio gracia, pero bueno, es algo que hay que.

Ariel (00:22:35) – Extraer a lo que lo que hay es que ya no hay filtro como había antes. Claro, antes, eh. Era tomarse un tiempo, por ejemplo, las cartas de lectores, era tomarse el tiempo para escribir una carta e ir a comprar el sobre, mandarla por correo y esperar que el otro la lea. Claro que la.

Ariel (00:22:56) – De esta.

Ariel (00:22:56) – Selección de cartas que llegaban a esta redacción porque llegaban cientos, miles, que ha hecho una selección y lo que se publicaba era una mínima parte de todo lo que llegaba, eh? Entonces ahora lo que sorprende y lo que tenemos que acostumbrarnos a leer la opinión de todo el mundo a toda hora, todo el tiempo.

Sebastian (00:23:17) – Claro, claro, Exactamente. O sea que recuerdo que en la universidad tuve la suerte que visitaron mis cuatro abuelos de Argentina y estábamos con mi viejo en el programa fue que fuimos a ver al humorista cordobés Cacho Buenaventura. Esto estamos hablando de en el tipo del 2007, por ahí, y yo tenía la verdad que tenía como que pensaba no sé si voy a agarrar todo o ni la mitad de los chistes, porque hace muchos años que ya me fui y me fui a los nueve años tenía 22 por ahí y la verdad es que nos cagamos de risa todos y fue algo que fue mágico porque estaban las tres generaciones, mi viejo, mi abuelo y yo, todos cagándonos de risa y ver cómo cómo nos unió el tema de la risa, el humor.

Sebastian (00:24:00) – A vos qué te hace reír a vos?

Ariel (00:24:03) – Y bueno, Cacho Buenaventura es uno de los que me hace reír mucho. El Flaco Pilo, por mencionarte otro cordobés, también el oficial Gordillo, también me hace reír mucho, eh? Soy bastante abierto, amplio para el tema de de la risa. Cuando voy a ver un espectáculo de humor, como que no estoy mirándolo así como eh, con la mirada profesional, sino que me relajo. Ah, bueno, este trato de ser bastante amplio, pero bueno, también me me causa risa lo lo que pretende ser solemne, es decir, por ahí me causa gracia mucho los actos oficiales, este tipo de cosas. También me causa una risa. La solemnidad impostada también es algo que me me hace reír.

Sebastian (00:24:58) – Está bueno, está bueno. Qué te hace llorar? Wow.

Ariel (00:25:03) – Eh? Bueno, vos sabés que una de las. Me conmueve, por ejemplo, cuando veo un buen laburo. Me pasó cuando fui a ver a Mauricio haciendo, eh, su obra El amateur y que contaba su historia de vida y sobre todo la historia de la inmigración de sus padres, de sus tíos.

Ariel (00:25:28) – Y me acuerdo que en mitad de la obra, hasta el final, la vi toda lagrimeando y llorando. Sí, sí, sí, sí.

Sebastian (00:25:35) – Sí. Qué lindo es el disfrutar del llorar, del proceso de llorar de la lágrima, aunque sea, o triste o o feliz, entendiendo que simplemente es una emoción, es una energía pasando por el cuerpo nuestro y observarla de una forma diferente.

Ariel (00:25:53) – Sí, me conmueve mucho, sobre todo cuando veo artistas que tienen muchos años arriba del escenario y no se me ha pasado viendo en el teatro a este tipo de actores. Viste que tienen mucha trayectoria y que siguen apostando y jugándosela. Entonces eso particularmente me conmueve.

Sebastian (00:26:16) – Qué lindo, qué lindo este. Ariel, tu obra de teatro se llama Sean de termos y Mabel. Es que nosotros en Estados Unidos tenemos las Caren, o sea, las Mabel son las Caren y más o menos es un tipo de personalidad. Si enojado Dios o a lo mejor racista. Un poco no es cierto? Eso más o menos la onda.

Sebastian (00:26:37) – Qué diría una Mabel cordobesa de los yanquis? Sí.

Ariel (00:26:43) – Hey, escuchame una cosa. No sé en lo polenta o ustedes que son el primer mundo. Porque Córdoba primero que es un país aparte, porque como decía la publicidad está el corazón de mi país y además republicana como la Mabel cordobesa. Así que ustedes que se hacen la agrandada, vengan a Córdoba para conocer lo que es bueno, que es el alfajor de fruta, que es un producto que no se ve en el mundo, eh? Eso es alimento, no? La hamburguesa de McDonalds.

Sebastian (00:27:19) – Qué malo que solo era el papa de fruta, por Dios!

Ariel (00:27:22) – A mí me gusta mucho la pera, el chama de pera me encanta, pero yo.

Sebastian (00:27:29) – Me gusta tanto el silencio. O sea que la última vez que estuve en Buenos Aires estaba cenando con un compañero de laburo, el laburo para mi agencia, que en Estados Unidos, pero labura desde Uruguay y me encuentra en Buenos Aires y estábamos comiendo unos postres. Nos habíamos comido todo y tipo decíamos no hay.

Sebastian (00:27:48) – O sea, en Argentina el 80% de los postres más o menos tienen dulce leche y lo entienden porque es lo más rico del mundo. Digo, cómo puede ser que el resto del mundo no haya enganchado el tema en Dulce Leche?

Ariel (00:28:00) – Pero si somos diferentes en Córdoba.

Sebastian (00:28:04) – Y una Mabel cheta porteña que diría los yankis.

Ariel (00:28:08) – Y no la Mabel, Es más, de acá quien tengo más cierta admiración, podría decirse.

Ariel (00:28:15) – Por suerte ahora.

Ariel (00:28:16) – Estamos alineados al.

Ariel (00:28:17) – Mundo y ahora estamos del lado del bien de Occidente, no como antes con la yegua que estábamos cerca de Irán, de Venezuela y de Cuba. Así que aguanten los Estados Unidos de Norteamérica. Viva el viejito! Bien! Viva peluca Trump!

Ariel (00:28:38) – Que no sabe dónde ubicarte.

Sebastian (00:28:39) – Ahora Ariel define bien solo una palabra. Un ping pong de palabra. Definirme Messi.

Ariel (00:28:50) – La verdad que.

Ariel (00:28:51) – Fulbo.

Sebastian (00:28:52) – Maradona.

Ariel (00:28:55) – Eh, Eh!

Ariel (00:28:59) – Me quedo con. Trump.

Ariel (00:29:04) – Uf! Uf!

Ariel (00:29:09) – Eloy con onomatopeya. Te lo voy a decir. Miley.

Sebastian (00:29:17) – O sea, digamos. Sí, o sea, digamos.

Ariel (00:29:23) – Locuras.

Sebastian (00:29:24) – Jajajajajaja.

Sebastian (00:29:27) – En una palabra. Ariel.

Ariel (00:29:32) – Con el equipo inclasificable.

Sebastian (00:29:38) – De Ariel. Entre los desafíos que he tenido en el camino al éxito. Cuál? Cuál Sentí que fue el mayor obstáculo? Y cuál fue el aprendizaje que sacaste? Ese obstáculo que que te enfrentaste?

Ariel (00:29:50) – Bueno, algo que yo le digo de manera positiva a las nuevas generaciones, que los obstáculos que teníamos, lo que empezamos hace 25 años en esta carrera era los filtros que había, es decir, había muchos productores, había mucha gente para convencer que tenía que golpear puertas y eh, una vez me acuerdo una frase que me dijo Néstor, que era productor de Chiche, que era movilero cinco N labura ahí como periodista y él estaba y me había presentado justo un amigo de él de Santa Fe, Marcelo Garrido, y le había dicho che, este chico hace imitaciones. Y entonces después me pasó el teléfono de él y yo lo llamé y yo llamé la.

Ariel (00:30:37) – Invitación de Chiche.

Ariel (00:30:38) – Hola, cómo.

Sebastian (00:30:39) – Estás, querido?

Ariel (00:30:40) – Y me dice no, no, todo el que vino la otra vez a golpear puerta me dice eh, armate un demo con todos tus mejores.

Ariel (00:30:48) – Personajes y.

Ariel (00:30:49) – Dejate de joder. Menos franela y más acción, me dijo. Ah, y eso me quedó porque bueno, en esa época era bueno, loco. Anímate producir lo tuyo, dale golpe a puerta, empezar y ahora con gracias a a las plataformas, a las redes sociales, al celular, vos podés armar tu video, editarlo, compartirlo en Facebook, en YouTube, en Instagram, en TikTok, eh, subirlo a Twitter, a X, bueno, a un montón de lugares y poder generar tu público, eh? Si te va bien ese público lo podés trasladar al teatro. Es decir. En ese en ese momento, cuando a mí, por ejemplo, en Santa Fe me veía muy chico cuando yo me presentaba. Entonces, bueno, ese obstáculo me sirvió a mí para decir bueno, de qué manera puedo llamarles la atención? Sí, Entonces me pasó que llamándolos por teléfono, haciéndole la voz de de los periodistas y como se creían la joda. A partir de ahí me hicieron participar de los programas que yo quería estar.

Ariel (00:31:54) – Entonces, bueno, esos obstáculos o esos primeros, no? Esta primera barrera que hubo a mí me alentaron más.

Sebastian (00:32:01) – Tuviste muchos? No como.

Ariel (00:32:03) – Sí, tuve un par.

Ariel (00:32:05) – Pero no me desanimaron. Pero fueron fundamentales. Eso claro. Sí, sí, esos límites. Y cuando también empecé en Radio Mitre estaba Alejandra Medina, de productora. Muchas cosas las tenía que grabar y había veces que me decía no, esto no está bueno, lo que hiciste, hacelo de vuelta o o no sé, búscale otro guión y bueno. Eran fundamentales o no para mí, porque si me hubiesen dejado hacer todo de una sin límite, eh? Por ahí me lo hubiese creído o agrandado o no hubiese estado preocupado por mejorar, claro.

Sebastian (00:32:47) – Por mejorar justamente. Sí, el tema de la facilidad de la creación de contenido hoy tiene sus pros y sus contras. Obviamente el PRO, como dijiste, no es cualquiera, lo puedes hacer con un teléfono, editar, crear, compartir, etcétera Al mismo tiempo está lleno de competencia porque tenés todo el mundo que lo puede hacer, entonces tenés que es como hay mucho ruido, tenés que realmente sobresalir del ruido.

Sebastian (00:33:10) – Pero bueno, si el talento está y las ganas están, se puede hacer, cierto? Este sí. Cómo? Cómo mantienes el equilibrio entre hacer reír y respetar? Hacer de esas personas y o sea, porque hay una cierta dignidad. No es cierto que la persona tiene lo mejor y que lo consideras a eso? Cómo manejas esa línea? Digamos.

Ariel (00:33:33) – Mira, siempre trato de hacer como una caricatura del personaje real y que sea un muñeco aparte, que sea hasta más creíble que el personaje real. Entonces lo que trato es que siempre sea un muñeco. Ese equilibrio lo encontramos laburando para la tele, eh? Porque bueno, a mí me pasa que como soy más de radio y siempre fue el tema de las voces, ahora recién con esto que ponen cámara en el estudio TV, la gesticulación de los personajes, pero siempre la radio es un medio más amable y en la tele cuando tenés que disfrazarte o tenés que ponerte una máscara, ya ahí es más difícil. Pero con José, que es el caricaturista que hace los personajes, le encontró un equilibrio entre que es una caricatura simpática y que a la vez no es el personaje real, no es un retrato.

Ariel (00:34:28) – Entonces, la verdad que estamos laburando como muy en sintonía, muy bien, y cada vez que yo le digo bueno, me sale la voz de tal, se lo encargamos y y bueno, lo lo hace de manera muy profesional y y las veces que han venido este los distintos invitados al programa ahí de Diego Sigman, los políticos por ahí muchas veces se han cruzado con esta caricatura y lo han tomado este muy bien, eh? Era algo simpático, Así que esa es un poco la idea, porque yo tampoco lo puedo destrozar al personaje ni odiarlo porque no puedo sacar nada positivo. Sí, sí, siempre tengo que encontrarle la vuelta para tratar de hacerlo. Bueno, eh. Donde yo. Y si no es? Si no me cae del todo bien el personaje. Bueno, sé que tengo que, eh, usarlo para ponerle por ahí material mío o para decir cosas que me gustan a mí. Está bueno, Está bueno. Me gusta eso.

Sebastian (00:35:29) – Ariel En Argentina, tanto como en Estados Unidos y como en muchos países del mundo, estamos viendo grandes, grandes grietas, grandes grietas.

Sebastian (00:35:38) – Qué me decís del tema?

Ariel (00:35:40) – Sí, sí, sí. Lo estoy viendo en España, en distintos lugares, eh? Es como que hay mucho enfrentamiento en nuestro país. Bueno, siempre existió de manera fuerte. Quizás lo que ahora se ve que se rompió cierta convivencia que antes había. Antes era normal que en un programa este haya distintas opiniones. Bueno, se debate y listo. Si después vamos a comer y ya está, ahí seguimos. Sí, ahora es como que hubo división, sobre todo en familia, en amigos que se dio. Eso es. Es un drama de de este siglo 21, no? Que como que todo el mundo es como que tiene que hablarle a su a su público, a su segmento, a su facción, agradarle, agradarle, agradarle. Y bueno, claro. Y al resto, eh? No importa la opinión del otro, o bueno, o o quizás hay menos esfuerzo por seducir o por caretear. Y tratar de agradarle a todo el mundo. No es por ahí.

Ariel (00:36:45) – Lo positivo es que es como que se logró, como cierta segmentación, como que cada uno le habla a su tribu. Pero me parece que es algo que llegó para quedarse.

Sebastian (00:36:58) – Espero que no sea así y no sé. Yo sí. Yo lo vi, lo vi acá, lo vi muy fuerte. Fue justamente cuando cuando gana Trump por primera vez ahí, o sea, cuando ganan Trump Acá se creó muchísimo, que nunca lo había visto de esa forma, que dividía familias y demás, no? Y bueno, sigue como decir no sé si está para quedarse, espero que no, pero porque si se queda muy fuerte es como que es difícil el mundo así, no? Pero bueno.

Ariel (00:37:25) – El tema es saber cómo. Creo que el error también es de muchas veces querer cambiar el pensamiento del otro o hablar desde, eh, cierta superioridad moral que por ahí, claro, los errores que caemos también desde el lado de del arte, no? Una vez había leído una nota que le hicieron a un músico, a Jaime Roth, músico uruguayo, y a mí me había impactado mucho esta frase.

Ariel (00:37:52) – Él dijo La sensibilidad es un don de las personas, no de los artistas, como diciendo no, porque sos artista, tenés una sensibilidad especial y sos un ser superior, eh? Y me parece que tiene que ver un poco con eso, no? Que Que muchas veces, eh? Los artistas por ahí tenemos como esta tendencia de decir bueno, mi opinión vale más porque yo este soy sensible y soy músico o pinto y entonces eh, mi opinión vale más que otro y eso muchas veces se ha sentido. Han sentido muchas personas que cuando se las ha cuestionado a mucha gente por votar de determinada manera, no? Y que muchos artistas han salido a atacar, a decir bueno, esa gente que votó esto, eh, no, no entiende nada o está equivocada. Entonces por ahí me parece que un punto de encuentro es aceptar y tratar de convivir, sea entre distintas miradas y entre distintos discursos.

Sebastian (00:38:54) – Y yo tengo. Yo personalmente. Yo soy. Admito que cuando empezó todo, esas divisiones, yo me sentía muy, muy fuerte de un lado, y sentí ese como ese tema de la moralidad, de que el otro lado estaba como moralmente, como incorrecto.

Sebastian (00:39:13) – Y hoy en día ha cambiado mucho eso para mí. Realmente tengo amigos que me doy cuenta que, bueno, tengo amigos de toda la vida que realmente piensan diferente y me intereso mucho en preguntarle y entender. Y porque no son tontos por alguna razón o eligen otra cosa y no sé. Cada vez más trato de ser más abierta a ese punto de vista, no?

Ariel (00:39:36) – Sí o sí. Por ahí una una ideología te separó de un amigo que realmente no eras tan amigo. Por ahí lo que hizo fue bueno sincerar algo que estaba medio con esta persona o pertenecía a tu círculo, pero porque había como cierto una cosa medio de obligación y a lo mejor esto no te esta. Esto en particular ya no te obliga a caretear, pero si te separaste a ese punto de ser que con esa persona no era, no era tan cercano.

Sebastian (00:40:08) – Para mi parte fue también aceptar que hay amigos para ciertas cosas y amigos para otras, y amigos que podés pasarla bien tomándote una birra, charlando de fútbol o de lo que es lo mejor con la otra persona.

Sebastian (00:40:21) – Vas a charlar de de Dios o del universo y otra de trabajo, y otra. Y hay pocas personas con que a lo mejor te podés llevar, que te encaja todo y. Pero en general hay un poco para todo y a lo mejor aceptarlas cada amistad de esa forma no? Sí, sí, sí. Bueno, este Ariel Bueno, acá en este podcast hablamos mucho del tema del liderazgo consciente, no es cierto? Y bueno, si yo le pregunto la pregunta qué es un líder consciente? A mí la que me dice mi ley que es un líder, qué es un líder consciente?

Sebastian (00:40:55) – Bueno, sí. O digamos, es consciente de que hay una mayoría de la gente, digamos. O sea que decidió abrazar las ideas de la libertad, digamos, O sea, ser consciente que con el comunismo vamos a comer mierda. O sea, digamos. Así que como sociedad, por suerte la gente como conciencia a tiempo, digamos.

Sebastian (00:41:19) – Que. Y el Papa Francisco, que diría que es un líder consciente?

Ariel (00:41:26) – De la conciencia, muchas veces llega.

Ariel (00:41:30) – A tener.

Ariel (00:41:31) – Culpa sobre ciertos actos. Ser consciente quiere decir.

Ariel (00:41:36) – Pensar.

Ariel (00:41:37) – En el.

Ariel (00:41:38) – Otro y amar al otro.

Ariel (00:41:40) – Por más que no sea igual a uno. Hay que ser.

Ariel (00:41:43) – Consciente, porque siendo inconsciente.

Ariel (00:41:46) – Así no fue.

Ariel (00:41:48) – Recién por mi haga el.

Ariel (00:41:49) – Lío, pero.

Ariel (00:41:50) – Conscientemente.

Sebastian (00:41:54) – El presidente de México, López Obrador Bueno.

Ariel (00:41:59) – Es que es una pregunta la que haces, yo diría por ahí influenciada, no sabemos por qué conciencia o quién te la está dictando, no? Así que pues yo creo que ser consciente es. Pensar y no tener miedo. Cuando nos quedamos así, en pausa, no es que tenga una laguna, no, no, no, sino que estoy pensando y siendo consciente. Inconsciente es mi ley. Toda esa derecha. Ah!

Sebastian (00:42:59) – Y por último, Messi, que diría que es un líder consciente.

Ariel (00:43:03) – La verdad que eh.

Ariel (00:43:05) – Muy consciente este, porque viendo lo que éramos, eh? La elección que cada uno tenía en su forma de tiro, eh, no pudo llevar a.

Ariel (00:43:17) – A ganar la Copa del Mundo.

Ariel (00:43:18) – Que la verdad que con siete cero con Jorge, mi papá, que apostó por mí desde que era muy chiquito, eh, eh? Y bueno, es consciente de que ver un poco por por echar de tomar mate acá con Antonella y y de disfrutar de la de las pequeñas cosas. Así que te mando un abrazo a toda la gente que que no mire. No.

Sebastian (00:43:44) – Gracias a Dios. Che Ariel y para vos? Me pregunto verdaderamente qué pensás que serían dos características que que un líder consciente debería realmente tener en cualquier ambiente que le toque vivir?

Ariel (00:44:02) – Sobre todo escuchar, eh, que es lo más difícil no tratar de de no dejarse llevar por la adulación, que eso es algo que los líderes caen generalmente en eso, en estar atentos solo a a los discursos donde los halagos los elogia en exceso y entonces hay que por ahí un buen líder consciente me parece que tiene que que escuchar y y que comprender a los que por ahí no están de acuerdo. Y bueno, no digo que trate de de conversarlo, pero es algo que por ahí nos hemos hemos olvidado.

Ariel (00:44:48) – Esto de tratar de de persuadir o de explicar bien las razones por la cual eh uno lleva a cabo adelante un proyecto. Me parece que eso es lo lo fundamental. Esto hace.

Sebastian (00:45:02) – Sobre todo.

Ariel (00:45:03) – Consciente a un líder.

Sebastian (00:45:05) – Entender? Bueno Ariel, hoy mi equipo y mi querido viejo, cuando nos creó el grupo lo tituló Tariq Internacional. Cómo? Cómo visualizas tu carrera artística? En los próximos años tendremos Atari con Los Ángeles o a lo mejor en México o en Madrid?

Ariel (00:45:22) – Bueno, es que si ahora me llegan muchos mensajes de de gente que por ahí gente de Argentina o que están viviendo o en Madrid o en Miami o en o en Chile, eh? Me pasa también con uruguayos que vienen al teatro y por ahí no entiende mucho, pero entienden cosas porque ahora está toda la información circula, es decir, conocen a los personajes y me pasa que me están pidiendo de hacer una gira por distintos lugares y me gustaría. Hace poco vino al teatro Andreu Buenafuente, eh, que tienen un programa este muy visto allá con Berto Romero, que se llama Nadie sabe nada, está en la Cadena Ser y y estuvimos ahí charlando y bueno, surgió como esta cosa de en algún momento estaría bueno que que te des una vueltita este por acá, así que.

Ariel (00:46:18) – Y me gustaría. Bueno, en ese sentido yo nunca planifico. Es como que dejo que esta carrera me sorprenda, eh? Sé que que bueno que es una carrera muy larga donde hay altibajos y por ahí si me gustaría ir a actuar primero para la comunidad argentina que que hay en todo el mundo, porque donde vaya hay un argentino.

Sebastian (00:46:40) – Totalmente.

Ariel (00:46:41) – Y Y después bueno, sí, sí, sí, he notado que por ahí hay hay ciertos códigos con no sé con que compartimos con gente de Perú, con gente de de Chile, de Paraguay, que hay como un humor eh, que bueno, entienden de mucho venezolano también. Así que si me gustaría, me gustaría viajar y y hacer algún tipo de de teatro o de programa, así que se pueda transmitir este vía redes para todo el mundo.

Sebastian (00:47:12) – Bueno, de por sí ya se está haciendo porque esto es internacional, así que ya con esto lo estamos llegando a gente de habla hispana acá en Estados Unidos, en México y en España y demás. A quién tenés que quién te acompaña ahí? Sí.

Ariel (00:47:26) – Sí, sí.

Sebastian (00:47:27) – Sí.

Ariel (00:47:29) – Sí, sí. Y le pusieron así los. Porque es como.

Sebastian (00:47:32) – Godzilla, pero en chiquitito.

Sebastian (00:47:35) – La nota cariñosa divina de Ariel. Hermano, te agradezco todo lo que nos traes, lo que nos traes, el mundo, las risas, el amor que traes. Porque se nota que tenés mucho amor por lo que haces y y aparte sos una persona que se nota que tiene mucho cariño adentro y bueno, seguir haciéndolo. Te lo dije, acá en Los Ángeles tenés tenés un amigo. Así que bueno, me despido hasta que te pueda dar un abrazo en persona cuando esté por Argentina.

Ariel (00:48:02) – Julio Cómo no? Muchas gracias, Eva. Muchas gracias.

Sebastian (00:48:07) – Un gustazo. Fuerte abrazo, hermano.